Menú
OK

Esguince de rodilla

 

¿Qué es un esguince?

 

Un esguince es la lesión de uno o varios ligamentos sin desplazamiento de la articulación (luxación). La lesión puede ser desde un simple estiramiento (esguince leve) hasta la rotura total (esguince grave) pasando por el desgarro de algunos haces (esguince de gravedad media). Los ligamentos unen un hueso con otro para formar una articulación. Están formados por varios haces y son poco extensibles. Cuando se produce un traumatismo (impacto, movimiento contrario), la articulación puede encontrarse en una posición que supera su amplitud natural, provocando una lesión dolorosa. El esguince leve se llama también “torcedura”.

 

 

¿Qué es un esguince de rodilla?

 

Un esguince de rodilla es la lesión de los ligamentos o de uno de los ligamentos de la articulación de la rodilla: ligamento lateral externo, ligamento lateral interno, ligamento cruzado anterior, ligamento cruzado posterior. Al practicar algunos deportes como el fútbol o el esquí, un traumatismo puede provocar un movimiento más allá de los límites anatómicos de la articulación. Por ejemplo, una caída o un impacto pueden provocar en la pierna un movimiento de torsión mientras que el pie permanece bloqueado. El fémur gira mientras que la tibia se queda en su sitio. Los ligamentos se estiran por encima de sus capacidades: es el esguince de rodilla. Cuidado, un esguince de la rodilla puede acompañarse a veces de una lesión del menisco o de la rótula.

 

 

Tratamiento ortopédico

 

Las rodilleras y las ortesis estabilizadoras de la rodilla tienen varios efectos terapéuticos que van desde la disminución del dolor (antalgia) hasta la cicatrización del/de los ligamento(s). Los ligamentos se ponen en reposo y ya no están sujetos a tensiones mecánicas excesivas generadas por la marcha o por falsos movimientos. A diferencia de las rodilleras (fabricadas en tejido elástico), las ortesis de la rodilla están articuladas y están diseñadas para los esguinces más graves. En cuanto a las rodilleras, protegen la articulación, aumentan la vigilancia, mejoran las sensaciones y el rendimiento muscular (solo en caso de lesión traumática). Llevar una rodillera también puede ser aconsejable como prevención al reanudar la actividad deportiva después de un traumatismo.

 

HAGA CLIC AQUÍ PARA VER LAS SOLUCIONES GIBAUD

 

 

contacto

Tél : 04 77 91 30 30 - Fax : 04 77 79 62 66

73, rue de la Tour BP 78 - 42002 Saint Etienne Cedex 1 France