Menú
OK

Tendinitis/rotura del tendón de Aquiles

 

¿Qué es una tendinitis?

 

Una tendinitis es la inflamación de un tendón. El tendón está constituido por fibras y une el músculo al hueso para permitir el movimiento de la articulación. Al realizar movimientos repetitivos, la fricción del tendón contra el hueso puede provocar el desgaste de ciertas fibras. La microrrotura de estas fibras tendinosas se acompaña de una reacción inflamatoria dolorosa. La inflamación puede afectar a las estructuras vecinas, como la vaina sinovial que rodea los tendones. La tendinitis también puede deberse a microtraumatismos (golpes, impactos) repetidos del tendón. El dolor de la tendinitis se incrementa con el movimiento y se alivia con el reposo.

 

 

¿Qué es una tendinitis de Aquiles?

 

La tendinitis de Aquiles es la inflamación del tendón que conecta el talón a los músculos de la pantorrilla. Está causada por un uso excesivo del tendón de Aquiles durante marchas frecuentes y de larga duración, entrenamientos intensivos para carreras pedestres o debido al uso de calzado poco adaptados a la actividad. También se conoce como “tendinitis aquiliana” o “enfermedad de Schanz”.

 

 

¿Qué es una ruptura del tendón de Aquiles?

 

La ruptura del tendón de Aquiles es más común en atletas de mediana edad después de un salto, un paso en falso en un agujero o un apoyo sobre una pierna extendida. El tendón se rompe debido a la dorsiflexión excesiva del pie (hacia la tibia). La ruptura del tendón de Aquiles es menos común que la tendinitis de Aquiles, y puede ser resultado de una tendinopatía latente y sin tratar.

 

 

Tratamiento ortopédico

 

Los objetivos de la solución ortopédica son disminuir el dolor (antalgia) y reducir la tensión en el tendón de Aquiles inflamado. Una ligera elevación del talón mediante una talonera de 8 a 10 mm permite acortar la trayectoria del músculo gastrocnemio (que permite ponerse de puntillas). Se puede lograr un buen resultado en unas pocas semanas. Sin embargo, para evitar recaídas es necesario, aparte del tratamiento médico y de las sesiones de fisioterapia, considerar un cambio en los hábitos diarios y de ejercicio, como una buena hidratación, un calentamiento obligatorio y llevar un calzado adecuado.

 

Sin tratamiento, el mayor riesgo es la ruptura del tendón de Aquiles, que causa una importante discapacidad para caminar. El tratamiento es exclusivamente quirúrgico. El uso de una talonera que eleva el talón favorece la cicatrización.

 

HAGA CLIC AQUÍ PARA VER LAS SOLUCIONES GIBAUD

 

 

contacto

Tél : 04 77 91 30 30 - Fax : 04 77 79 62 66

73, rue de la Tour BP 78 - 42002 Saint Etienne Cedex 1 France