Menú
OK

Artrosis cervical

 

¿Qué es la artrosis?

 

La artrosis es un desgaste crónico del cartílago de la articulación, asociado con un desequilibrio entre la producción y la degradación de las células óseas. La artrosis es un fenómeno complejo que implica factores físicos y metabólicos. En una articulación, el cartílago cubre los extremos de los huesos y participa en la movilidad articular con un mínimo de fricción. Las células se sustituyen al mismo ritmo que se destruyen. La articulación conserva así toda su capacidad de movilidad. Cuando la sustitución de las células es más lenta que su desaparición y/o cuando las tensiones físicas (impactos, rozamientos repetidos) son demasiado importantes, el equilibrio metabólico de la articulación se deteriora. El desgaste del cartílago comienza entonces con fisuras que se profundizan poco a poco hasta la formación de auténticos agujeros (ulceraciones). El hueso puede quedar en algunos lugares completamente desnudo y las superficies óseas entran entonces en contacto directo.

 

Consecuencia

 

El fenómeno tiene tendencia a auto-amplificarse. Desemboca en la limitación dolorosa de la movilidad articular: la articulación está cada vez más rígida. El dolor artrósico despierta cuando se utiliza la articulación y se alivia con el reposo. No obstante, algunas formas inflamatorias también son dolorosas por la noche. La artrosis puede afectar todas las articulaciones del cuerpo, pero con mayor frecuencia a las rodillas, las manos, la columna vertebral y las caderas. Se ve favorecida por factores físicos, hereditarios, la edad o la obesidad.

 

¿Qué es la artrosis cervical?

 

La artrosis cervical es el desgaste crónico de los cartílagos entre las vértebras cervicales (a nivel de las apófisis articulares posteriores), es decir que se localiza a nivel del cuello. A menudo aparece hacia los cuarenta años, con dolores en la base del cuello (entre C4 y C7). El dolor aumenta a medida que los cartílagos se desgastan. El cuello se vuelve rígido y los movimientos de la cabeza se vuelven cada vez más difíciles.

El dolor puede irradiar hacia la nuca, el hombro y el brazo debido a la aparición de osteofitos (desarrollo anárquico de materia ósea nueva) que comprimen las raíces nerviosas espinales. Los osteofitos también pueden comprimir las arterias vertebrales y provocar vértigos. También puede pasar desapercibida sin ningún dolor, ni ninguna incapacidad física. Es frecuente en las personas que trabajan con la cabeza inclinada hacia delante, como por ejemplo sobre un teclado. Presenta grados más o menos importantes en todas las personas, pero predomina en la mujer. También se denomina “cervicoartrosis”.

 

Tratamiento ortopédico

 

La solución ortopédica tiene por objetivo principal la disminución del dolor. Llevar un collarín cervical de espuma (C1) permite conservar el calor local (efecto antiálgico). El collarín cervical sujeta en parte el peso de la cabeza y relaja la musculatura: esto disminuye las tensiones que se ejercen en las articulaciones cervicales. Mantener una buena posición pasa por una buena adaptación de la altura y de la circunferencia del collarín cervical. Es importante aceptar llevar el collarín cervical durante las crisis dolorosas. Las reticencias eventuales pueden compensarse fácilmente mediante artificios de moda como llevar un pañuelo o un cuello alto.

 

HAGA CLIC AQUÍ PARA VER LAS SOLUCIONES GIBAUD

 

contacto

Tél : 04 77 91 30 30 - Fax : 04 77 79 62 66

73, rue de la Tour BP 78 - 42002 Saint Etienne Cedex 1 France